Exigir responsabilidad civil y/o penal a un SEO por su trabajo

Inicio > Exigir responsabilidad civil y/o penal a un SEO por su trabajo

Es una duda que me he planteado recientemente al ver la cantidad de personas que se están poniendo en contacto conmigo porque su web ha sido penalizada, como consecuencia del artículo que escribí sobre ¿Cómo salir de una penalización?

Al preguntarles sobre el proyecto, veo que ha sido penalizado porque su “SEO” ha realizado un trabajo de link builing totalmente contrario a las directrices de calidad de Google, se ha dedicado a spamear la marca, pasando lo siguiente:

Responsabilidad por SEO

Me da mucha rabia, porque muchos usuarios ponen toda la ilusión, esfuerzo y ahorros en un proyecto para que venga un listillo y no solamente no haga bien su trabajo, si no que “condene”, en mayor o menor medida, a que dicho proyecto no sea tenido en cuenta por Google durante mucho tiempo por culpa de una penalización.

Por lo que en esta situación me he preguntado: ¿Se podría pedir responsabilidad penal o civil a este tipo de “SEOs”? así que para ello he procedido a analizar las siguientes cuestiones.

Posibilidad de interponer una demanda (vía civil)

Realizar tareas de posicionamiento en Google, es una prestación de servicios más (art. 1544 del Código Civil), y por lo tanto, se rige por las normas establecidas en el Código Civil para este tipo de contratos.

Por un lado tendríamos al prestador de servicios, que sería el SEO, el cual está obligado a desplegar un comportamiento diligente dirigido a la consecución de un resultado determinado, esto no quiere decir que el SEO esté obligado a conseguir las mejores posiciones, si no que está obligado a realizar todo lo posible para poder conseguirlo, con independencia del resultado obtenido, lo que se exige es un deber de diligencia adecuado.

Por otro lado tendríamos al cliente (arrendador o principal), que estaría obligado a pagar un precio por los servicios estipulados.

La responsabilidad se deriva cuando los servicios realizados por el SEO, no se han realizado de forma diligente, conforme a las estipulaciones marcadas por las partes y directrices de calidad genéricas de dichos servicios, estaríamos ante un incumplimiento de contrato y por lo tanto se puede solicitar la rescisión de forma unilateral y pedir la devolución de lo pagado hasta la fecha.

Pero si ademas, debido a esa ejecución no acorde con las estipulaciones pautadas, se han derivado una serie de perjuicios económicos para el cliente, como la disminución evidente de ingresos, también se podrían solicitar una indemnización por los perjuicios causados debido al incumplimiento del contrato (art. 1.101 y 1.124  del Código Civil)

Por el mero hecho de que se incumpla un contrato, no quiere decir que existan de forma automática unos daños y perjuicios por dicho incumplimiento, estos deben ser alegados y probados por el perjudicado.

La doctrina jurisprudencial más reciente exige los siguientes puntos para poder reclamar la indemnización precitada:

  • Prueba y acreditación del daño producido
  • Demostración de relación contractual
  • Hecho imputable a una persona
  • Relación de causalidad entre el incumplimiento y el daño causado

¿Qué pasa si no hay contrato?

Es un hecho bastante habitual, mucha gente piensa que al no haber un contrato, no se puede reclamar nada, esto es del todo incierto.

Una relación basada en la prestación de servicios, se puede establecer por un contrato, que es lo habitual, o por los elementos externos que evidencian la voluntad contractual, como puede ser el pago periódico por dichos servicios, el intercambio de emails con las estipulaciones de los servicios, condiciones, requisitos, objeto, pago, emails mostrando conformidad en las condiciones del servicio por ambas partes…

Es evidente, que los contratos, por escrito y firmado por ambas partes, aportan mayor seguridad jurídica a las relaciones comerciales, pero tenemos que recordar que un contrato existe desde que ambas partes consienten en obligarse (art. 1.254 del Código Civil), cualesquiera que sea la forma en que se hayan celebrado (art. 1.278 del Código Civil)

El factor tiempo es importante

Como ya sabes, Google realiza más de 500 cambios en su algoritmo al año (historial de cambios en el algoritmo), muchos de ellos son los que afectan al link building del que estamos hablando, por lo que si el trabajo del SEO, profesional en la materia del posicionamiento en buscadores, empieza, por ejemplo con posterioridad a una actualización al algoritmo penguin, esta persona, como profesional que es, tendría que estar al tanto de las últimas directrices de calidad de Google, que es lo que penaliza y que no hay que hacer.

Es decir, si el trabajo de link building de mala calidad empieza en diciembre de 2014, durante un par de meses obtiene buen posicionamiento y cuando Google le caza pierde todo el posicionamiento, ahí no hay causa de justificación posible.

Pero si el trabajo de link building empieza en diciembre de 2014, es un trabajo de link building que se ajusta a las directrices de calidad en ese momento, y de forma sorpresiva, Google decide cambiar dichas directrices estableciendo, por ejemplo “que todo enlace que contenga la keyword, será penalizada la página web que enlaza”, en este caso, hay una causa de justificación e intentar exigir responsabilidad a dicho SEO sería del todo arbitrario.

Posibilidad de ejercitar una denuncia o querella (vía penal)

La vía penal me parece más complicada, que no imposible, el único hecho delictivo que veo subsumible en la conducto del SEO Black hatero, es aplicar el Delito de Estafa, recogido en el artículo 248 del Código penal que dice lo siguiente: “Con ánimo de lucro, utilizaren engaño bastante para producir error en otro, induciéndolo a realizar un acto de disposición en perjuicio propio o ajeno

Pero claro, para que se cumplan todos los elementos del tipo objetivo, es decir, los requisitos para encontrarnos ante un delito de estafa serían:

  • Ánimo de lucro: Es decir, que se haya pagado un precio al presunto estafador
  • Engaño: Engaño realizado por la persona que intenta vendernos sus servicios, diciendo que va a conseguir resultados, que tiene experiencia, muestra estadísticas de otros clientes, va a trabajar manualmente, va a dejar enlaces en sitios webs de calidad relacionados con el sector, trabaja respetando las directrices de calidad…
  • Como resultado del engaño, se produce un error: Como consecuencia de dicho engaño, se contrata los servicios del presunto estafador
  • Dicho error causa un perjuicio: Y todo ello, causa un perjuicio, ya que se ha contratado a una persona que se ha hecho pasar por un profesional en la materia, produciendo un perjuicio al que lo ha contratado.

 

El SEO perito

Ya sea por vía civil o penal, será conveniente presentar el informe de un perito, el perito es una persona que posee unos conocimientos científicos, artísticos o técnicos con un titulo oficial (art. 340 LEC), es decir, posee una serie de conocimientos que su señoría no posee y por eso se hace necesaria su presencia en el proceso, para ilustrar a su señoría en las pretensiones que se quieren perseguir.

Que requisitos tendría que tener este SEO perito, en la vista oral, el juez preguntará al perito propuesto por la parte, cual es su especialidad, experiencia, titulaciones, publicaciones, etc. Es en este momento cuando el perito tiene que decir el porque esta capacitado para ofrecer un conocimiento técnico sobre los hechos y defenderá su informe (art. 347 LEC).

En el informe, el perito tendrá que exponer los motivos que han llevado a la página a ser penalizada, plasmar las directrices de calidad, comunicados oficiales de Google con las actualizaciones algorítmicas y que perseguía cada tipo de actualización, análisis del perfil de enlaces, páginas de destino, páginas donde están los enlaces… Y realizar una conclusión breve, 2 o 3 párrafos.

¿Cómo se demuestra el perjuicio económico?

Ya hemos analizado las diferentes vías posibles que hay para reclamar los daños y perjuicios causados, los medios de prueba pertinentes para hacer valer nuestra pretensión, pero… ¿Cómo se calcula ese lucro cesante? Es decir, una vez demostrada la mala praxis del SEO, toca valorar lo que se ha dejado de ganar por culpa de las malas actuaciones llevadas a cabo.

Para ello, es conveniente utilizar los siguientes medios de prueba:

1) Documental

Una forma evidente de demostrar que desde la fecha en que se sufrió la penalización en Google, se han obtenido menos beneficios o han llegado menos clientes nuevos es aportando toda aquella documental que sea relevante a tal efecto, desde estadísticas de Google Analytics donde se vea la bajada de visitas a la web, las conversiones, facturas de la empresa meses anteriores, declaraciones de la renta o de sociedades, IVA, nº de pedidos realizados a los proveedores el mes donde se ha visto la penalización y los meses anteriores… En definitiva, toda aquella documentación que sirva para demostrar que ha entrado menos dinero a caja desde el día que se recibió la caída en los índices de Google.

2) Perito economista

Esta opción es optativa pero muy recomendable, ya que el economista, realizará un informe analizando toda la documentación ofrecida, y evaluando el perjuicio económico causado, en base a una serie de criterios económicos.

Conclusiones

Este artículo no pretende fomentar el litigio, únicamente pretende informar sobre una serie de derechos que tienen tanto los SEOs como los clientes.

Tampoco hablo sobre algo surrealista, esto es una realidad, y que no se haya dado todavía no quiere decir que no se dé, pues hace poco que estamos viendo las primeras condenas por difamación a través de Twitter, amenazas a través de Whatsapp, usurpación de identidad en Facebook… Es cuestión de tiempo, y al igual que a un obrero se le puede exigir responsabilidad por defectos en la obra, a un SEO también se le puede exigir responsabilidad por defectos en su servicio y que hayan causado un grave perjuicio económico. Así qué… SEOs buenos, dormir tranquilos; SEOs malos, seos ha cambiado la carita de color :S

¿Necesitas más ayuda? Deja tu comentario o puedes ponerte en contacto conmigo para este tipo de temas a través del siguiente link: Garzón abogados

Exigir responsabilidad civil y/o penal a un SEO por su trabajo
5 (100%) 5 votos

Opt In Image
¡Suscríbete al blog!
Y accede a vídeos y contenidos exclusivos que tengo para ti

Recibe en tu bandeja de entrada las últimas novedades y materiales interesantes.

El Responsable del fichero de mis suscriptores soy yo, Nicolás Marchal González. La finalidad es enviarte mis últimos post y herramientas para hacerte el trabajo más sencillo, para ello voy a necesitar tu consentimiento (legitimación), el destinatario de guardar los datos es MailChimp, mi proveedor de email, y recuerdo que siempre podrás ejercer tus derechos ARCO (Acceder, rescindir, cancelar u oponerte)

2018-04-28T17:40:06+00:00

Sobre el autor

Apasionado por las redes sociales, SEO, analítica web... En definitiva, por el marketing online. La filosofía de mi vida es trabajar y disfrutar con lo que hago.

  1. Miguel2008 11/12/2014 at - Reply

    Hola,
    Interesante artículo de debate.

    En mi opinión personal, que yo no soy jurista, creo que responsabilidad civil te pueden pedir casi seguro por cualquier trabajo.

    Responsabilidad penal ya tendríamos que hablar de estafa y cosas así, y en principio no estamos estafando sino haciendo un mal trabajo.

    Ahora bien, responsabilidad civil que casi seguro que te pueden pedir, creo que sería muy complicado probar ante un juez que has hecho mal tu trabajo, ya que en el SEO cuentan muchisimos factores de todo tipo, encima los factores van cambiando muy rápido a lo largo del tiempo y por último para Google no hay ningún SEO bueno, y si lo detecta es posible que lo penalice, dependiendo de la web, para eso están las penalizaciones manuales, así que con este entorno partimos de una base muy difícil para juzgar el trabajo de un SEO.

    Por lo que considero que a no ser que la persona que realice el trabajo de SEO sea un kamikaze será muy complicado que pueda tener problemas por responsabilidad civil.

    Un saludo

    • Muy buenas Miguel, gracias por tu comentario.

      Tienes gran parte de razón, la acción más viable es la responsabilidad civil, y como bien dices, por todo trabajo, en el cual se cause un perjuicio al cliente por un acto en contra de las directrices de un buen profesional o el código deontologico profesional, se pueden pedir este tipo de responsabilidades.

      Tanto como ser un kamikaze… No se muy bien que sería, pero un SEO, que realiza backlinks en páginas en ingles, repetición la anchor text de forma extrema, todos los enlaces van a la home, los enlaces se crean en páginas que son spameadas al 100%, etc. Este tipo de prácticas son totalmente contrarias a las indicadas por Google. Por lo que es totalmente factible iniciar una reclamación por los daños y perjuicios causados ante tal actuación.

      Un saludo

  2. Borja 11/12/2014 at - Reply

    Como SEO a tiempo completo, freelance y con proyectos propios y de clientes, que gracias a estos puedo llevar un plato de comida a casa, pagar luz, agua y parte de la hipoteca, tengo que decir que el intrusismo en esta profesión es algo que sucede, y MUCHO. Personas que se creen que por manejar programas como GSA, Senuke u otros son capaces de posicionar proyectos de clientes, el tiempo que les lleva es mínimo y cobran entre 30 y 100 euros al mes, hacen denostar una profesión muy complicada y con constantes actualizaciones.

    Por eso, agradezco este artículo, una persona que reúne los conocimientos jurídicos necesarios y a su vez de SEO que haya hecho ver la realidad de las cosas, y que para aquellos que se dediquen a pulsar un botón sepan las consecuencias.

    Ya he pasado a todos mis clientes, para que sepan los derechos que tienen, y que cuando las cosas se hacen bien, no se puede exigir responsabilidad.

    Como SEO de los buenos, te doy las gracias por este tipo de artículos.

    • Cómo vas Borja!!!

      Gracias a ti por comentar y compartir el artículo.

      Hay que seguir trabajando para echar todo tipo de intrusismo que haya en la profesión.

      Un fuerte abrazo

  3. Carlos 13/12/2014 at - Reply

    De lo mejor que se encuentra sobre este tema, aquellos SEOs que se sientan amenazados que se lo hagan mirar porque lo que dices está bien clarito, si haces las cosas bien y acorde a las directrices de Google, hay causa de justificación, pero si juegas con el proyecto del cliente… Es muy posible que pueda haber responbilidades.

    Gracias por compartir estas cosas

    • Muy buena Carlos!!

      Gracias por tu comentario, yo lo veo así también, si alguien que lo lea se da por aludido…mmmmmmmmmm

      jejeje, nos vemos.

  4. Jota 15/12/2014 at - Reply

    totalmente cierto, debería estar prohibido o todos deberíamos hacer una petición o algo para que todos aquellos SEOs que ofrecen productos a 30€ desapareciesen.

    Así que a compartir este artículo para contribuir a la causa.

  5. Marta 16/12/2014 at - Reply

    Yo lo veo tan, pero tan complicado que un juez pueda establecer como delito de estafa el link building blackhatero…. Si ya veo complicada la acción civil, la penal más aún.

  6. Exequiel 14/01/2015 at - Reply

    Nicolás que tal, esta entrada me llamó mucho la atención pero creo que el problema de los SEO es un camino de dos vías y creo que lo difícil está en trazar la línea entre lo que se espera por lo que se paga.

    El perjuicio económico existe cuando se hacen campañas de SEO de manera irresponsable y no creo que sea demasiado difícil de comprobar con el acceso a la cuenta de Analytics y el análisis de las conversiones promedio y el valor por conversión.

    Ahora, mencionas por ejemplo los Guidelines o políticas de Google, ya contratar un SEO entraría en el campo gris de las políticas de Google y de hecho Cutts suele decir que no es una buena idea salvo que el SEO se haga para la optimización on page y como mucho una campaña de outreach totalmente white, ya pedir un link de manera explícita va en contra de las políticas de Google, solamente puedes sugerir que te enlacen. Si el día de mañana vos me mencionas en un artículo pero no me enlazas, yo no te puedo pedir que me enlaces explícitamente sino que como mucho te lo puedo sugerir, me cuesta encontrar SEO’s e incluso webmasters que no incumplan ni un poco los guidelines de Google.

    Partiendo desde ahí es muy difícil usar las condiciones que impone Google para lograr demostrar que el trabajo fue negligente ya que según la gran G, el mejor SEO es la estrategia de contenidos (todos saben que es una patraña) y es cuestión de tiempo para que lo que hoy es white hat el día de mañana sea black hat.

    En esa línea también cabe mencionar a los que contratan SEOs y presionan por resultados de manera ilusa o irreal, si pagas 50 euros mensuales no esperes otra cosa que spam o como mucho buena voluntad de alguien que no tiene mucha experiencia en el asunto, creo que sobran ejemplos de personas que tienen ingresos con sitios y contratan SEO de baja calidad por poco dinero, ellos también podrían demandar al SEO pero yo considero que hay negligencia de ambas partes aunque está claro que no soy ni pretendo ser un experto en leyes.

    En lo que estoy plenamente de acuerdo es en el hecho de que los SEO deberían tener algún tipo de responsabilidad y decir claramente que piensan hacer y los riesgos que eso trae y que el contrato se firme en esos términos.

    Lo peor de estos asuntos es que estas reflexiones solamente empujan a darle la razón a Google, en mi corta experiencia entiendo que es casi imposible hacer SEO libre de riesgos, por más calidad que tengas es muy difícil no romper algún término de los lineamientos de Google o no hacer algo que sea potencialmente penalizable.

    Yo he hecho campañas de linkbuilding que mezclaron outreach (para lograr enlaces y post de invitados tuve que pedirlo explícitamente y eso cuando me contestaban) con algo de grey hat (poquísimas reseñas compradas pero de mucha calidad y en sitios con nulo spam o baja cantidad de enlaces salientes) y algo de enlaces en foros dofollow, blogs de periodicos etc.

    El proyecto nunca penalizó y dudo que lo haga porque tuve mucho cuidado pero tengo bien en claro que rompí muchísimos lineamientos y no le hice caso al inefable Cutts (que más que darme consejos a mi protege los intereses de la empresa donde trabaja) y si la persona que me contrato (en realidad es un amigo y no cobré nada por el trabajo) me quisiera demandar podría hacerlo ante una eventual penalización.

    En fin, la idea que propones no creo que sea mala solo que creo que los SEO tienen las de perder por mejores intenciones que tengan, lo que creo es que se debería hablar claramente con números y expectativas REALES antes de empezar la campaña y si la persona quiere resultados más rápidos que se arriesgue a que lo penalicen, el problema de parte del SEO viene cuando no dice nada o se aprovecha de la ignorancia del que lo contrata en el tema y hace cualquier burrada.

    Me extendí mucho y la verdad no se si pude aclarar lo que pienso pero espero que se entienda. Un saludo y a pesar de que como ya expliqué no estoy del todo de acuerdo creo que es muy interesante y es la primera vez que leo algo sobre este tema, yo había pensado al respecto pero nunca pensé en escribir sobre eso porque no tenía ni idea de como se manejaban estos asuntos

    • Muy buena Ezequiel, no pasa nada que te extiendas porque es un tema que da mucho de que hablar, desde que escribí esta entrada me han llamado muchos SEOs para comentarme si podían tener algún tipo de responsabilidad o si estaban haciendo bien las cosas y desde entonces he estado aclarando el post.

      Coincido plenamente con tu opinión, pero a la hora de exigir responsabilidad por ese perjuicio económico, estamos hablando de casos con un temerario desprecio a las buenas prácticas, es decir, todos sabemos que contratar a un SEO para link building, en un principio, ya estaría en contra de las políticas de calidad de Google, pero si este SEO se dedica a conseguir menciones en otros medios, aportando calidad a los usuarios y además un enlace a tu web, cuidando el anchor text, enlazando a diferentes páginas internas, etc. Todo el mundo sabe que este SEO, dentro de sus posibilidades de actuación, lo estaría haciendo bien.

      Este post va dirigido para aquellos SEOs que posicionan a base de programas de creación de enlaces automáticos, como Senuke, Sick submiter, GSA… Y terminan perjudicando proyectos de personas que viven de ello.

      Gracias Exequiel por participar de esta manera en el blog!!! Un saludo.

  7. Toni 23/10/2015 at - Reply

    Muchas felicidades por el artículo

    He ido a parar aquí porque actualmente trabajo en una empresa de responsable de marketing online. Al empezar finalizó el contrato con un agencia que les hacía linkbuilding y decidimos no seguir. En ningún momento se les pasó a donde les enlazaba pero yo lo vi gracias a Search Console. Ahora resulta que nos están quitando los enlaces que habíamos contratado para que bajemos posiciones en Google. ¿Qué nos recomiendas que hagamos? ¿es denunciable? Gracias de antemano.

Deja tu comentario!

Uso de cookies

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario a la hora de su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies