Hoy vengo a hablar de un tema un poco diferente en el blog, un tema relacionado con el ámbito jurídico, pero es necesario que comente un par de lineas sobre este tema para hacer ver que en un mundo donde existen unas reglas muy bien limitadas, y donde hay muy poco espacio para la imaginación y la creatividad, he tenido la suerte de poder conocer a José María Garzón, y compartir con él varios procedimientos, en los cuales ha introducido un elemento totalmente novedoso a la hora de defender los intereses de un cliente, algo tan sencillo, pero a la vez tan atrevido, como ha sido utilizar infografías para explicar con imágenes, lo que viene recogido en palabras muy técnicas.

Los informes periciales

La principal prueba en el procedimiento penal español, son las testificales, pero en muchas ocasiones es necesario ilustrar al Tribunal de una ciencia que por razón de la materia, no poseen los conocimientos necesarios en la misma, me refiero a periciales como balística, dactiloscopia, grafística, drogas… Todas estas pruebas, y sobre todo, si son emitidas por organismos oficiales, son consideradas por los Tribunales como una prueba válida para enervar la presunción de inocencia y fundamentar la sentencia en torno a la formación en la convicción que ha llegado el Tribunal en base a dicho informe pericial, entre otras pruebas.

La complejidad del informe

El problema surge cuando nos encontramos con una macro causa, es decir, un sumario que consta de muchas testificales, periciales y que además, dichas pruebas son irreproducibles, es decir, que por razón de la naturaleza de la prueba, no se puede volver a repetir en el acto de la vista oral, o bien, otras pruebas periciales que por razón de su ciencia, son de una extremada complejidad, siendo muy complicado encontrar a otro perito experto en la materia que sea capaz de contrarrestar o bien, aportar otro punto de vista diferente, y por tanto, introducir la duda en el proceso en torno a un hecho.

De esta forma, y en la gran mayoría de ocasiones, me he encontrado que lo que viene recogido en los atestados de la policía judicial, o bien, las periciales realizadas por los organismos oficiales, ha sido aceptado por la acusación y defensa, sin someterlo a un mínimo de contradicción ni cuestionarlo, debido a la complejidad de la pericia o la multitud de periciales que hay en las mismas.

pericial penal

La anterior imagen es una página de las muchas que nos encontramos en una causa penal compleja, por lo que al llegar a encontrarnos con tantas periciales, todas ellas sobre la misma materia en un procedimiento, se pueden llegar a perder datos o hechos de especial relevancia.

La profesionalidad de José María Garzón

Es aquí donde entra en juego la labor que realiza José María Garzón, pues ante la inactividad que he podido observar en otros muchos casos, él siempre se cuestiona todo lo que hay sobre el papel, buscando a profesionales que puedan realizar, de forma motivada y jutificada, una segunda opinión, todo ello para ver si existen otras posibles vías de defensa para el cliente y esclarecer los hechos.

Por ello, en José María Garzón he visto como se han cuestionado atestados que estaban bien redactados, pero que no se habían realizado todas las diligencias necesarias u oportunas para llevar a cabo esa decisión, por lo que, si se hubiese realizado otras diligencias de investigación, es probable que en la diligencia de informe de dicho atestado, se hubiese cambiado la motivación del mismo.

Pero lo que más me ha sorprendido, es la conexión que ha realizado en numerosos expedientes entre las diferentes periciales llegando a recoger en una misma infografía, informes de diferentes peritos, que luego en el acto de la vista oral, ratifican no solamente la pericial sino también la infografía aportada, haciendo ver que es conforme a su pericial, y por tanto, aportando al Tribunal un documento que es mucho más fácil de entender y que no necesita explicación alguna, muestra de ello, la siguiente imagen:

infografía de José María Garzón

La anterior infografía, reune la reconstrucción de los hechos recogida en el atestado (más de 30 folios), el informe de balística (más de 15 folios) y el informe de toxicología (5 folios), todo lo anterior en una sola imagen, que pudo entender el Tribunal perfectamente y que no hizo falta más explicación sobre la misma.

En definitiva, José María Garzón ha introducido en el proceso penal español, un elemento totalmente innovador, y si él ha sido capaz de emprender de esta forma en un entorno muy rígido y con poco margen para la originalidad, demuestra que en cualquier ámbito siempre se puede innovar e incorporar algo positivo que ofrezca un mayor valor a tu producto, o conseguir los objetivos propuestos.

Espero que te haya sido de ayuda este artículo.

José María Garzón introduce las infografías en el proceso penal español 4.00/5 (80.00%) 17 votos

Opt In Image

¡Suscríbete al blog!

Y accede a vídeos y contenidos exclusivos que tengo para ti

Recibe en tu bandeja de entrada las últimas novedades del marketing online, tendrás acceso exclusivo y preferente a contenidos y te contestaré personalmente a tus preguntas

Puedes darte de baja cuando quieras, pero prometo tratarte bien.